CHINA: guía completa de viaje

¡Bienvenida, bienvenido, a mi guía completa del viajero de parques para visitar China! El gigante asiático se está convirtiendo en uno de los grandes destinos en los mapas de los fanáticos de los parques temáticos. ¿Te gustan los parques Disney? China tiene dos resorts. ¿Las montañas rusas? China es de lejos el país del mundo que más tiene. Y para complementar los parques con actividades culturales, tienes más de cuatro milenios de historia y de cultura para descubrir.

Planificar un viaje a China es algo más complicado que a otros destinos, sobre todo por la falta de información online y la barrera del idioma. ¡Para eso estoy aquí! He realizado mi primer viaje al gigante asiático y te traigo toda la info que necesitas para planificar tu visita. ¿Vamos a ello?

¿Cuándo ir?

Probablemente lo primero que has de decidir es cuándo viajar. Si tienes flexibilidad, te puedes plantear ir en cualquier época del año, pero hay ciertas épocas a evitar por varias razones (sobre todo de masificación, y de clima). Te lo cuento todo aquí.

Actualización (Mayo 2020): actualmente la gran mayoría de los parques del país, incluyendo Hong Kong Disneyland y Shanghai Disney Resort, permanecen cerrados hasta nuevo aviso por la crisis del coronavirus (Shanghai Disneyland abre el día 11 de mayo). Espero que la situación se resuelva pronto y podamos volver a disfrutar de todo lo que ofrece éste país. Puedes encontrar más información sobre la situación actual de esta enfermedad en la web de la OMS, y sobre el estado de los parques en mi guía.

Fechas a evitar

Básicamente, la regla de oro es: evita ir a China cuando los chinos tienen festivos. En esas fechas, todo el país se va de viaje, los monumentos (y los parques) están a reventar, y es imposible encontrar plazas libres en trenes. Tienes la lista completa de las fechas festivas en este artículo de China Highlights, pero las más importantes son el año nuevo chino (finales de enero – principios de febrero) y la Golden Week (principios de octubre).

Sobre el clima, depende mucho de qué zona del país vayas a visitar (te hablo sobre las diferentes ciudades más abajo). En Hong Kong el verano no es recomendable por el calor y la humedad, y por los tifones. En Beijing el invierno es muy frío, como en el norte de Europa. En Shanghai, los veranos son calurosos y los inviernos bastante fríos.

Mejores épocas para visitar

En mi opinión, las mejores fechas para visitar el país, evitando festivos y teniendo temperaturas agradables, son:

En ambos casos, tendréis buenas temperaturas evitando mucho frío y mucho calor, y al no haber festivos podréis disfrutar de los parques y ciudades sin demasiados agobios.

También es importante mencionar que la afluencia a parques y a monumentos es muchísimo más alta los fines de semana que los días entre semana. Por ello, te recomiendo que visites los grandes parques (sobre todo Shanghai Disneyland) de lunes a viernes, y evites a toda costa ir un sábado o un domingo.

¿Cuántos días?

Ésta es una pregunta a la vez muy fácil y muy difícil de responder. Muy fácil porque la respuesta sería «cuantos más mejor», y muy difícil porque es imposible dar una respuesta. Depende mucho de qué ciudades queráis ver, cuánto tiempo le queréis dedicar a hacer turismo por las ciudades, y qué parques vais a visitar. Yo estuve 16 días (sin contar el día de ir y el de volver) y me centré sobre todo en los parques, pasando sólo un día de turismo en cada ciudad. En el siguiente apartado te digo cuál fue mi lista de parques, y en cada uno te indico el tiempo necesario para la visita.

Tilt Coaster en China

¿Qué ciudades y parques visitar?

China es un país enorme, y es imposible verlo todo en una sola visita. A la hora de elegir qué zonas y ciudades visitar, tendréis que priorizar de qué parques queréis disfrutar.

Yo en mi viaje he hecho ruta por las tres ciudades más grandes del país (y con más parques a su alrededor): Hong Kong, Shanghai y Beijing (Pekín). En este apartado te dejo una pincelada de cada una de ellas y una descripción de los parques que puedes encontrar en sus cercanías.

Hong Kong

Panoramica de Hong Kong desde The Peak

Situada al sur y con un clima tropical, Hong Kong es una ciudad a caballo entre oriente y occidente. Forma parte de China pero en una zona administrativa especial, lo que le permite tener un sistema económico y unas libertades más abiertas que el resto del país (lo que se denomina la China Continental).

Nota sobre los disturbios de Hong Kong:

Seguramente habrás visto en las noticias los disturbios violentos que se están produciendo recientemente en Hong Kong. Sin duda es algo a tener en cuenta a la hora de visitar la ciudad, pero en mi viaje lo máximo que encontré fue una manifestación pacífica y los horarios del metro recortados por este motivo (cerraba a las 22h en lugar de a las 24h). Probablemente tuve suerte, porque el día que hubo más disturbios durante mi viaje yo estaba en Hong Kong Disneyland, que está alejado del centro de la ciudad. Lo que te quiero decir es que, no descartes pasar por la ciudad debido a los disturbios, es totalmente posible disfrutar de unos días en Hong Kong sin que te afecten, sobre todo si la visita se centra en Disneyland.

A continuación te dejo los parques principales que visité durante mis días en Hong Kong:

Hong Kong Disneyland

Mystic Manor en Hong Kong Disneyland

El primer parque Disney de China, Hong Kong Disneyland es el más pequeño de los «parques Disney con castillo» de todo el mundo, pero le sobra el encanto y las buenas atracciones, muchas exclusivas de este parque. 

A destacar «Mystic Manor», una de las mejores dark rides del mundo; y «Big Grizzly Mountain», su versión de la montaña rusa minera con más de una sorpresa. También tienen atracciones exclusivas de Iron Man y de Ant-Man y la Avispa, están construyendo un nuevo castillo y una zona de Frozen. ¡Muy pronto os traeré una guía completa!

Tiempo recomendado para la visita: 1 ó 2 días.

Ocean Park

Ocean Park tiene como temática los océanos del mundo. Dispone de varias montañas rusas (a destacar «Hair Riser») y atracciones de adrenalina, y muchos encuentros y shows con animales. Si vais en un fin de semana de Octubre, su temporada de Halloween es muy buena; pero os recomiendo comprar la entrada Premium para acceder a los pasajes con menos colas.

Tiempo recomendado para la visita: 1 día.

Chimelong Ocean Kingdom

Montaña rusa acuática en Chimelong Ocean Kingdom

Este parque realmente no está en Hong Kong, si no en Zhuhai, una ciudad cercana a la que se puede llegar en bus o en ferry. Zhuhai ya forma parte de China Continental, así que necesitaréis un visado para entrar (más abajo te hablo de los visados). Es difícil ir y volver el mismo día desde Hong Kong pero se puede hacer, aunque te recomiendo que pases la noche allí.

Es un parque también dedicado a los océanos y a la naturaleza en general. A destacar su montaña rusa «Parrot Coaster», sus cabalgatas (tanto diurna como sobre todo la nocturna) y su espectáculo de fuentes y fuegos artificiales al acabar el día, de lo más espectacular que vi en el viaje. También tiene muy buen Halloween.

Tiempo recomendado para la visita: 1 día.

Lionsgate Entertainment World

Mockingjay Flight Rebel Escape en Lionsgate Entertainment World

Más que un parque es un centro de entretenimiento, que está en uno de los centros comerciales también de la ciudad de Zhuhai. Se centra en varias de las películas de la productora Lionsgate, sobre todo Los Juegos del Hambre y la Saga Crepúsculo. 

Sólo te recomiendo una visita si sois muy fans de estas películas (y sólo si vais a ir también a Chimelong Ocean Kingdom, no merece la pena llegar hasta allí sólo por este parque).

Tiempo recomendado para la visita: un par de horas.

Shanghai

Vistas de los rascacielos de Pudong en Shanghai desde el Bund

Shanghai es la segunda ciudad de China, y seguramente la que tiene a su alrededor una mayor cantidad de parques. Desde el parque Disney más nuevo y espectacular, hasta varios que tratan la historia y tradiciones del país, y otros que se centran en la adrenalina y las montañas rusas. 

Estos son los parques de la zona que visité durante mi viaje:

Shanghai Disney Resort

Se me ocurren dos palabras para describir el parque Disney más nuevo del mundo: enorme y espectacular. Con el castillo más grande, y la distribución más novedosa, Shanghai Disneyland tiene varias de las mejores y más tecnológicas atracciones del mundo. 

Destaco la montaña rusa de TRON, y el «Piratas del Caribe» más nuevo y diferente de todos: sólo por estas dos atracciones ya vale la pena venir hasta aquí. Además, tiene de lo mejorcito de otros parques de la compañia, como la montaña rusa de los Siete Enanitos, Soarin’, Toy Story Land… y todo envuelto por áreas temáticas inmersivas y con miles de detalles. ¡Muy pronto te traeré una guía completa!

Tiempo recomendado para la visita: 2 ó 3 días.

Shanghai Haichang Ocean Park

Zona de entrada a Shanghai Haichang Ocean Park

Este parque también está dedicado al mundo marino (sí, a los chinos les gusta mucho este tema) y también cuenta con una mezcla de acuarios, shows de animales y atracciones mecánicas. Está situado a las afueras de la ciudad, y se puede llegar utilizando el metro (eso sí, tardaréis sobre una hora desde el centro).

De las atracciones únicamente destacaría «Steel Dolphin», una montaña rusa con lanzamiento que recorre gran parte del parque.

De los más prescindibles de la ruta, no os lo recomiendo a no ser que vayáis muchos días.

Tiempo recomendado para la visita: 1 día.

Hefei Sunac Land

Este parque está en la ciudad de Hefei, a unas dos horas y media en tren desde Shanghai. Su temática es la de la historia y las leyendas de esa región.

Aquí se pueden destacar sus dos montañas rusas principales, «Soaring with Dragon» y «Battle of Jungle King», y sobre todo su show histórico «Fenshui Theater», a la altura de un espectáculo de Puy du Fou.

Como punto negativo, el sistema de entradas: el acceso al parque es gratis, y se puede pagar atracción por atracción o comprando un ticket para todas ellas. Sin embargo con ése ticket sólo puedes montar una vez en cada atracción, si quieres repetir has de volver a pagar.

Tiempo recomendado para la visita: 1 día.

China Dinosaurs Park

Situado en la ciudad de Changzhou, a una hora y media de Shanghai, este parque basa toda su temática en el mundo de los dinosaurios. Tiene un museo paleontológico y muchas atracciones basadas en los dinos. 

Lo mejor del parque es su montaña rusa «Dinoconda», una de las tres de su tipo que existen en el mundo; y su paseo tematizado en jeep «DinoTour».

Tiempo recomendado para la visita: 1 día.

Joyland

Este parque está también en Changzhou, pero bastante alejado del centro (tendréis que tomar un taxi de 1h para llegar). Su tema son los mundos de fantasía y ciencia ficción (tiene una «influencia», vamos a decir, en videojuegos como World of Warcraft o StarCraft).

Lo mejor del parque, sin duda, su montaña rusa «Starry Sky Ripper», y su tematización gigantesca en todos los sentidos. Sin embargo, está tan lejos de todo que sólo te recomiendo una visita si sois muy fans de los videojuegos que comentaba arriba, y ni aún así creo que merezca la pena.

Tiempo recomendado para la visita: 1 día.

Wuxi Sunac Land

Este parque se encuentra en la ciudad de Wuxi, a una hora en tren de Shanghai. Es el más nuevo de toda la ruta, y se nota: después de los Disney, creo que es el de más calidad. 

Destacan tres atracciones: la montaña rusa «Falcon», la mejor que he probado de su tipo; la dark ride «Final Sea Battle», la mejor que he visto fuera de un parque Disney o Universal; y el flying theater «Flying over Jiangsu», también el mejor que he probado fuera de Disney. Todo rodeado por una tematización muy buena. ¡Muy recomendado!

Tiempo recomendado para la visita: 1 día.

Happy Valley Shanghai

Montaña rusa Mega-Lite en Happy Valley Shanghai

Este parque se encuentra dentro de la propia ciudad de Shanghai, y se puede llegar utilizando el metro. Es de los más antiguos de la zona, y está muy enfocado a las emociones fuertes.

Destaca su montaña rusa «Mega-Lite», muy intensa y divertida; y «Dive Coaster» una montaña rusa de caída en vertical (la vía se pone perpendicular al suelo) pero que estaba cerrada durante mi visita.

Tiempo recomendado para la visita: 1 día.

Beijing

Ciudad Prohibida en Beijing

Beijing, pese a ser la capital, no tiene tantos parques como Shanghai. De hecho, por ahora sólo tiene uno que esté a la altura, aunque se espera que esto cambie en los próximos años con la llegada de Universal Studios Beijing en 2021. 

Sin embargo, la ciudad tiene muchos alicientes turísticos e históricos que complementan la visita: la Ciudad Prohibida, el Palacio de Verano, el Templo del Cielo y, por supuesto, la cercana Gran Muralla China son casi imprescindibles en cualquier visita a la ciudad.

Éste es el parque que visité en mi viaje:

Happy Valley Beijing

Montaña rusa Crystal Wings en Happy Valley Beijing

De la misma cadena que el de Shanghai, Happy Valley Beijing en mi opinión tiene mucha más calidad. Tanto por su tematización (toda la zona de la Atlántida es una pasada) como por sus atracciones: «Crystal Wing» es una de las mejores montañas rusas en su categoría, «Extreme Rusher» y «Flight of the Hymalayan Eagle» son otras dos que complementan muy bien la oferta.

El parque está en el propio Beijing, y se puede acceder utilizando el metro.

Tiempo recomendado para la visita: 1 día.

¿Qué documentación necesito para viajar?

Este es uno de los temas más importantes para preparar el viaje. No voy a entrar en mucho detalle porque los requisitos y procedimientos son diferentes país a país y cambian bastante a menudo. Por regla general si vas a pasar unos cuantos días allí, para entrar a China continental te hará falta (además de un pasaporte con más de seis meses restantes de validez) un visado para China. Puedes comprobar los requisitos y las instrucciones sobre cómo solicitarlo y sus costes en la web oficial del visado para ChinaNo lo dejes para última hora, recomiendan hacerlo entre un mes y un mes y medio antes del viaje.

Si sólo vas a visitar Hong Kong los requisitos son distintos, y para muchas nacionalidades sólo es necesario el pasaporte. Tienes toda la información aquí.

También es importante recalcar que, una vez estés en China, tienes que llevar tu pasaporte siempre encima. En cualquier momento la policía te lo puede pedir y has de poder demostrar que estas en el país de manera legal. Además, lo necesitarás cada vez que hagas check-in en un hotel, montes en un tren…

¿Cómo llegar?

Lo más normal a la hora de viajar hasta allí es hacerlo en avión

Si vais a hacer ruta por varias de las ciudades, lo mejor es llegar a una de ellas y marcharos desde la última. No tendría sentido por ejemplo volar hasta Hong Kong, hacer ruta hasta Beijing, y luego tener que deshacer todo el camino hasta Hong Kong para pillar allí el vuelo de vuelta. 

Yo por ejemplo hice Barcelona-Hong Kong a la ida, y Beijing-Barcelona a la vuelta. Existen multitud de combinaciones de aerolíneas, escalas y agencias de viaje online en las que comprar los vuelos hasta China. Te recomiendo que uses skyscanner, ya que busca en todas las webs de venta de vuelos y te presenta las mejores ofertas, además de ofrecerte muchas herramientas para ayudarte a encontrar los mejores precios.

A la hora de moveros entre las ciudades, tenéis varias opciones: avión o tren, como te cuento en el siguiente apartado.

¿Cómo desplazarse por China?

A la hora de moveros por China, tendréis muchas opciones: avión, tren, autobús, metro, taxi, coche de alquiler (éste último no os lo recomiendo en ninguno de los casos)… cuál cojáis depende mucho del tipo de desplazamiento del que estemos hablando. Vamos a ver caso por caso

Para desplazarse entre ciudades

A la hora de moveros de una ciudad a otra, os recomiendo una de dos opciones: avión o tren

El avión sólo puede salir rentable para ciudades grandes y muy alejadas unas de otras, como Hong Kong, Shanghai y Beijing (yo por ejemplo tomé un vuelo para ir de Hong Kong a Shanghai). Sin embargo, en la mayoría de los casos lo mejor es ir en tren.

China tiene la red de trenes de alta velocidad más grande y moderna del mundo. Prácticamente todas las grandes y medianas ciudades del país están conectadas por «ave», y los trenes son puntuales, rápidos y económicos. 

Tren de alta velocidad en Shanghai

Los billetes salen a la venta un mes antes de la fecha del viaje, y es recomendable comprarlos en cuanto salen a la venta, ya que se suelen agotar. Desde fuera de China no se pueden comprar directamente, hay que hacerlo a través de una agencia de viaje de allí. 

Yo lo hice a través de ChinaDIYTravel, y estoy súper contento con ellos. Reservas con toda la antelación que quieres, y el día que salen a la venta ellos compran los billetes, y te mandan una factura con el precio a pagar. Una vez realizas el pago por PayPal, te mandan el código de recogida de los billetes. Con ése código y tu pasaporte, recoges el billete en ventanilla de cualquier estación de tren de China.

Billete de tren de alta velocidad de China

En su web y su canal de Youtube tenéis además un montón de información sobre el tema: cómo son los trenes, las estaciones, cómo es todo el proceso para recoger los billetes y tomar el tren… 

Yo cogí unos cuantos trenes: de Shanghai a Hefei, de Hefei a Changzhou, de Changzhou a Wuxi, de Wuxi a Shanghai, y finalmente de Shanghai a Beijing (en este último caso en un tren-cama nocturno, que es una buena forma de ahorrarse una noche de hotel). En todos los casos el tren fue puntual y tuve cero problemas para obtener los billetes y encontrar el tren en las estaciones.

Para desplazarse dentro de las ciudades

La mayoría de las grandes y medianas ciudades de China tienen red de metro, y es la mejor opción para desplazarse por ellas. Toda la cartelería está tanto en chino como en inglés, así que es facilísimo orientarse. Y además, es bastante barato.

Tanto en Hong Kong, como en Shanghai, Hefei, Changzhou, Wuxi, y Beijing, utilicé primordialmente el metro para desplazarme. No os dejéis amedrentar por lo complicados que parecen los mapas de algunas de estas redes de metro (como el de abajo de Beijing): con una buena aplicación de mapas (si tenéis iPhone, Apple Maps funciona de maravilla, Google Maps no tanto; en las tres grandes ciudades hay aplicaciones específicas para cada ciudad) o un mapa en papel os será muy difícil perderos.

Mapa de metro de Beijing

Aún así, hay lugares a los que no llega el metro. Para llegar a alguno de los parques (Chimelong Ocean Kingdom, Lionsgate Entertainment World, China Dinosaurs Park y Joyland) tuve que coger taxi. Son bastante baratos (sobre todo si los comparamos con los de España): la hora de taxi para llegar desde mi hotel en Changzhou hasta Joyland me costó unos 18€. 

Lo «malo» de los taxis es que los taxistas no hablan nada de inglés, sólo chino. Así que id preparados: llevad escrito o en el móvil, en caracteres chinos, la dirección a la que queráis ir. Yo las llevaba ya preparadas desde casa, pero si no pedid ayuda a la recepción de vuestro hotel o albergue para que os la escriban.

¿Dónde dormir?

A la hora del alojamiento, China tiene opciones para todos los gustos y bolsillos. Desde los hoteles de marcas internacionales, a hoteles más regionales de allí, y llegando a albergues con habitaciones compartidas, podéis elegir el que más se adapte a vuestro grupo y presupuesto.

En mi caso, combiné albergues en las grandes ciudades (donde los precios de los hoteles son muy altos) con hoteles de buena categoría en las ciudades más medianas (donde se pueden encontrar buenos chollos). 

Por ejemplo, ésta de aquí abajo fue mi litera en una habitación compartida de cuatro personas en el albergue Hop Inn on Mody, en el centro de Hong Kong. Me costó 28€ la noche.

Litera en el albergue Hop Inn on Mody de Hong Kong

Y ésta de aquí es mi habitación en el Ramada North de Changzhou, justo al lado del metro y con una atención al cliente exquisita. Por 35€ la noche (desayuno buffet incluido).

Habitación en el Ramada Changzhou North

Una cosa a tener en cuenta es que, en China Continental, hay algunos hoteles en los que no pueden alojarse extranjeros, así que tenéis que evitarlos. En las plataformas de reserva suele avisar si es éste el caso.

A la hora de buscar y reservar dónde dormir, siempre te recomiendo la web que yo siempre utilizo: booking.com. Tiene mucha variedad, desde albergues hasta hoteles de lujo, además de un montón de filtros y herramientas para buscar el alojamiento perfecto. Tiene buenísima atención al cliente si tienes cualquier problema, y en muchos de los casos los alojamientos cuentan con cancelación gratuita, así que si cambias de planes o encuentras una opción mejor, no pasa nada. Y en los casos en los que un hotel no acepta extranjeros, te avisa.

Además, si reservas una estancia (en China o cualquier otra parte del mundo) yendo de mi parte a través de uno de los links de esta página, ayudas a mantener esta web. ¡Muchas gracias!

Hoteles Disney

Si hay un sitio donde te recomiendo dormir es en uno de los hoteles de los resorts Disney, tanto en Hong Kong como en Shanghai. Los hoteles de los parques son más caros que los hoteles de fuera de Disney, pero la cercanía a los parques, la atención de los trabajadores, la tematización, y el no salir de la «burbuja Disney», hace que para mí valga la pena. Mención especial al Explorers Lodge de Hong Kong Disneyland, uno de los mejores y más bonitos hoteles en los que me he alojado.

Lobby del hotel Explorers Lodge de Hong Kong Disneyland

Y sobre todo para Shanghai Disneyland, el dormir en uno de sus alojamientos te da tres ventajas muy importantes: una hora extra «Extra Magic Hour» en la que entras antes que el resto al parque, acceso al parque por una entrada exclusiva a primera hora separada del resto de visitantes, y un FastPass extra en el que eliges la atracción y a qué hora lo quieres usar. Yo dormí en el Toy Story Hotel, y aunque es bastante simple, la temática es genial.

¿Necesito comprar un seguro?

Sin duda: sí, para viajar a China hay que contar con un buen seguro, por lo que pueda pasar. Cualquier contratiempo de salud puede, en el mejor de los casos, arruinar un viaje. 

Si te pasase cualquier cosa, necesitarás ir a un hospital en el que hablen inglés, uno de los hospitales internacionales que hay en todas las grandes ciudades. El problema: que esa atención médica no es gratuita, de hecho, es bastante cara. Una visita puede llegar a los cientos de euros, y si te tienen que ingresar, a los miles.

De ahí que el dinero que has de invertir en un seguro sirva, en el mejor de los casos, para estar tranquilo de que si te pasa cualquier cosa, te van a atender y no te vas a arruinar en el proceso. Y en el peor de los casos, te pueden salvar la vida (literalmente).

¿Qué seguro contratar?

Llevo ya muchos años viajando por el mundo y he podido probar unos cuantos seguros. Hasta ahora (toco madera) he tenido la suerte de no necesitar hacer uso de ellos, pero sí que me he ido fijando en la relación calidad / precio de cada uno, las coberturas que tienen, y la opinión de personas que sí que los han tenido que utilizar. Y para mí hay un ganador claro: IATI seguros.

Por la variedad de tipologías que ofrecen, por sus coberturas, por su buena relación calidad precio, por su trato cercano, y por las buenas experiencias que han tenido amigos y conocidos que han tenido que usar atención médica con sus seguros, desde hace un tiempo siempre me aseguro con IATI. Además, si contratas uno de sus seguros con cancelación, y por algún motivo no puedes hacer el viaje, podrás recuperar los gastos.

Si necesitas hacerte un seguro para tu viaje a China (o a cualquier otro lugar del mundo), puedes conseguir un 5% de descuento en tu seguro con IATI a través de este enlace. A ti te cuesta más barato, y además ayudas a que os pueda traer más guías y de más calidad. ¡Todos ganamos!

¿El idioma es una barrera? ¿Nadie habla inglés?

Fuera de Hong Kong, el idioma es sin duda una de las barreras más grandes que te vas a encontrar al viajar por China, sobre todo con la gente. La mayoría de carteles e indicaciones (sobre todo en el metro, las estaciones de tren, los parques, etc) están traducidos al inglés. Pero la gente, por regla general, sólo habla chino, nada de inglés (y español aún menos, claro).

Donde más suerte podéis tener es en los hoteles y albergues. En la gran mayoría de los que visité no tuve problema, el personal de recepción tenía un inglés más que adecuado. 

En los parques Disney tampoco tendréis ningún problema. La cartelería y los menús de los restaurantes están traducidos, y hay mapas y guías del parque en inglés. En Hong Kong prácticamente todo el mundo habla inglés, y en Shanghai muchos trabajadores tienen al menos un inglés básico, o pueden encontrar en seguida a un compañero que lo tenga. Eso sí, sobre todo en Shanghai, los espectáculos únicamente están en mandarín (también te digo que no hace falta entender los diálogos para disfrutarlos).

En los parques no Disney, aparte de Ocean Park en Hong Kong… prácticamente nadie habla inglés. Como mucho, alguien en atención al cliente suele tener un nivel básico. La cartelería sí suele estar traducida (de aquella manera), pero los mapas y los menús de los restaurantes, generalmente sólo están en mandarín. 

Cartel de Happy Valley

Y como te he comentado arriba, los taxistas, cero inglés. Lleva siempre la dirección a donde quieras llegar traducida en caracteres chinos.

Lo que te será muy útil es llevar en el móvil un buen traductor. Te recomiendo Google Translate, por varias razones. Una, te permite descargarte todo el diccionario antes de salir de casa y así lo puedes usar aunque no tengas conexión a internet una vez en China. Dos, puedes traducir a partir de imágenes (esto lo use muchas veces con mapas de parques, menús de restaurantes y carteles en general). Y tres, traduce a partir de voz: puedes tener conversaciones enteras gracias a la app. Imprescindible.

En general, entre las personas que hablaban algo de inglés, la cartelería traducida, y Google Translate, no hubo ningún momento en el que no consiguiera entender o hacerme entender. 

¿Cómo acceder a internet?

Hoy en día, el mantenerse conectado es una necesidad de primer nivel. Ya sea para poder contactar con familiares y amigos, compartir nuestras aventuras en redes sociales, o simplemente orientarnos o buscar información, necesitamos tener una conexión a internet. 

La peculiaridad de China es su Gran Cortafuegos: si nos conectamos a internet desde China continental (Hong Kong no tiene este problema) no podemos acceder a la gran mayoría de webs y aplicaciones occidentales: casi cualquier servicio de Google, Facebook, Instagram, Whatsapp, Twitter… ninguna de ellas funciona allí. Aunque, como os voy a contar, hay un par de formas de evitarlo.

Mi gran recomendación para tener a internet en China y no tener nada bloqueado: comprad antes de salir de casa una tarjeta SIM de Hong Kong con varios gigas de datos. De esta forma, no dependéis de WIFI, y al ser una tarjeta de Hong Kong, no tiene ninguna web ni app bloqueadas (y funciona en China continental también). Yo me llevé ésta que compré en Amazon y me funcionó a las mil maravillas. La única condición que necesitáis para poder hacerlo es que vuestro móvil sea libre (para poder usar una tarjeta de cualquier compañía).

Grizzly Gulch de Hong Kong Disneyland de noche

Como segunda opción, y ésta no la recomiendo tanto, es usar una VPN. «¿una qué?» Una VPN, Virtual Private Network, es básicamente una app que, al encenderla, hace creer a la red que te estás conectando desde otro país, y de ésa manera, burlar al Gran Cortafuegos. 

¿Por qué no la recomiendo tanto? Primero, porque estás restringido a usar redes WIFI (en los hoteles y albergues siempre suele haber, pero en muchos otros sitios no las hay, o para usarlas necesitas tener un número de teléfono chino) o tienes que comprar igualmente una SIM china (si usas internet desde allí con tu SIM de aquí, prepárate para una factura enorme a la vuelta). Y segundo, al menos en mi caso que usé ExpressVPN (para no gastar datos de la SIM de Hong Kong cuando accediese a WIFI), fallaba más que una escopeta de feria. 

Conclusión: si tienes móvil libre, compra una SIM de Hong Kong, ponla en tu móvil al llegar y no tendrás ningún problema. Si no tienes móvil libre, descárgate una VPN antes de salir de casa, paga un mes de suscripción, y utilízala cuando te consigas conectar a una red WIFI.

¿Y el dinero, mejor efectivo o tarjeta?

Sobre el dinero, primera cosa a tener en cuenta: Hong Kong tiene una moneda (dólares de Hong Kong) distinta a la de China continental (Renminbi, también conocido como Yuan). Y segunda cosa a tener en cuenta: en el 90% de los sitios sólo podrás pagar en efectivo. Y el otro 10% son los parques Disney, donde sí podrás pagar con tarjetas occidentales, y los hoteles de cadenas internacionales.

Dolares de Hong Kong y Yuans de China

En la mayoría de los sitios se puede pagar con el móvil, pero sólo con aplicaciones chinas: WeChat y Alipay. Para poderlas usar para pagar hay que tener una cuenta en un banco chino, así que para la mayoría de nosotros no nos sirven. 

En cuanto a tarjetas, suelen aceptar únicamente UnionPay. En la mayoría de sitios no aceptan Visa, MasterCard ni American Express. De hecho, hay algún caso en el que ni siquiera te sirve el efectivo: en un parque de Beijing no pude comer en un KFC porque sólo se podía pedir a través de una app (y para usarla, necesitabas una forma de pago móvil china).

Por tanto, es imprescindible llevar siempre dinero en efectivo. Yo me llevé algo cambiado en el banco aquí en España (lo suficiente para pagar el metro y el hotel el primer día) y el resto lo fui sacando allí en cajeros automáticos. En general, los cajeros sí aceptan tarjetas occidentales, al menos la Revolut, que es la que uso yo siempre (sólo hubo uno que no me la aceptaba, y justo enfrente había otro en el que pude sacar dinero sin problema). 

¿Qué tarjeta llevar?

Sobre las tarjetas para pagar y sacar dinero en los cajeros, tened en cuenta que la mayoría de tarjetas de los bancos de aquí cobran una comisión por cambio de dinero a moneda extranjera (suele ser un 3%). Para evitar esta comisión, yo utilizo Revolut.

Revolut es una tarjeta recargable que no cobra por el cambio de divisa, es decir, por pagar en una moneda diferente a la tuya. Por ejemplo, imagina que te alojas en un hotel de China y has de pagar 1000 yuans (al cambio del día que escribo esto, equivalen a 128,08€):

Si multiplicas por cada vez que necesites pagues con tarjeta, lo que vas a regalar al banco por comisión se va acumulando. Con Revolut te ahorras esas pérdidas.

Para sacar dinero de cajeros, los primeros 200€ al mes también son sin comisión (a partir de esa cantidad, te cobran un 2%, que sigue siendo menos que lo que te cobraría tu banco). Si sois varios y os hacéis una Revolut cada uno, podéis sacar 200€ sin comisión cada uno 😉

Tarjeta Revolut

Y lo bueno de Revolut es que es totalmente gratuita: no tiene costes de apertura ni de mantenimiento (sólo te suelen cobrar 6€ de gastos de envío de la tarjeta). Además, no te tienes que cambiar de banco ni firmar ningún contrato con otro. Simplemente te has de descargar la aplicación desde este link, pedir la tarjeta desde allí, y cuando te llegue está lista para usarse. 

¿Y cómo funciona? Es una tarjeta «monedero»: tú vas añadiendo saldo a tu Revolut desde una de tus tarjetas «normales» o desde tu cuenta bancaria, y al pagar con ella se va gastando el saldo. Se hace todo desde su app, es muy cómodo y sencillo, y 100% seguro. Y si la pierdes o no la quieres usar, desde la app puedes «congelar» la tarjeta, y así se queda desactivada y nadie puede utilizarla para pagar.

Yo la llevo usando ya varios años cuando viajo a un país que no utiliza euros, y la he podido utilizar en prácticamente todos los sitios de los países que he visitado y que no tiene euros: China, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Emiratos Árabes, Suecia, Polonia, Suiza…

Si estás interesado en una Revolut, puedes descargarte la app y pedir tu tarjeta desde este enlace

¿Qué tal la comida?

Una de las cosas que más miedo me daban del viaje era la parte gastronómica. No es que sea muy tiquismiquis, pero el hecho de que por el idioma no fuera a saber lo que comía me llenaba de preocupación. Y al final no fue para tanto.

Dim Sum en Hong Kong

¿Qué comer?

Lo primero: si no sois nada aventureros y sólo queréis comer cosas occidentales, no vais a tener ningún problema. Al menos en las ciudades, siempre vais a tener cerca McDonalds, KFCs, Burguer Kings, Pizza Huts… Incluso en muchos parques, podréis encontrar estas y otras franquicias dentro. Y los menús son bastante similares a los de aquí, así que para pedir lo tendréis relativamente fácil (alguna vez necesitaréis traducir la carta, como te contaba arriba Google Translate será vuestro mejor amigo). 

Arroz con pollo al curry en Hong Kong Disneyland

Si sois como yo y os gusta probar comida más local, tendréis que hacer algo más de trabajo, pero con buena recompensa: la mayoría de los platos locales que probé eran súper ricos, y en general, más baratos que los de las franquicias occidentales. Tienen muchos platos de pollo y cerdo, con salsas riquísimas y casi siempre acompañados de arroz o de fideos. (Si no sabéis comer con palillos, aprended antes de ir: en muchos sitios será vuestra única opción. O eso o llevad cubiertos de casa).

¿Cómo pedir?

En general, la mayoría de restaurantes, sobre todo en zonas turísticas y en parques, tienen fotos en el menú o incluso algunos (sobre todo en parques) tienen en la entrada al restaurante un expositor con los platos que sirven en versiones «de plástico».

Expositor con comida en restaurante de Ocean Park Hong Kong

Mi estrategia en estos casos era primero decidir qué quería comer (ayudándome de las fotos o expositores, y de Google Translate), hacerle una foto a mi elección, y después ir a pedir enseñando la foto. La verdad es que es un proceso bastante lento, ya que muchas veces tenía que recorrerme unos cuantos restaurantes antes de encontrar algo en un menú que entendiese lo que era y me gustase (con el añadido de que en algún que otro sitio sólo se podía pagar con aplicaciones de móvil chinas), pero al final siempre acabé comiendo bien.

Noodles con costillas y dumplings en Chimelong Ocean Kingdom

¿Cómo evitar "problemas digestivos"?

Una de las enfermedades más típicas en viajes a destinos más o menos exóticos son los problemas gastrointestinales. Para minimizarlos en tu viaje a China, lo mejor es seguir unas recomendaciones bastante básicas:

Noodles en Shanghai

Yo siguiendo estos consejos, no tuve ningún problema. En cualquier caso, id preparados: llevad Fortasec y Sueroral por si aún con precaución os veis en un apuro. ¡Y recordad llevar seguro médico, por lo que pueda pasar!

Costumbres chinas... ¿hay choque cultural?

Antes de ir, había leído mucho sobre lo diferente que son los chinos en sus costumbres y el «choque cultural» que se experimentaba como occidental al llegar allí, sobre todo en los parques: gente escupiendo, niños haciendo sus necesidades en cualquier lado, personas colándose en las colas todo el tiempo… y qué queréis que os diga, no es para tanto.

Sí, encontré ejemplos de todo ello, pero muy aislados. El 99% de la gente es educada y se comporta como lo haría alguien aquí. En las colas, sí había gente que pasaba por tu lado (imagino que con la excusa de tener familiares y amigos delante), pero como es algo que en España también ocurre, no me pareció extraño.

Gente esperando a una cabalgata en Shanghai Disneyland

El único punto donde sí que encontré comportamientos más molestos, fue en las cabalgatas y espectáculos nocturnos: TODO EL MUNDO está con el móvil delante para grabar y hacer fotos, y no les importa lo más mínimo el molestar o tapar la vista a quién tienen al lado o detrás. Por eso, os aconsejo que en estos espectáculos, sobre todo en cabalgatas, busquéis el mejor sitio posible: a poder ser en primera fila y en un lugar que haga curva y os permita ver las carrozas de frente.

Cartel en baños de China

Una cosa que puede chocarnos son los WC: allí los típicos no son de retrete como en occidente, si no de «agujero en el suelo», de tenerte que poner en cuclillas. Sin embargo, en la mayoría de parques, estaciones y alojamientos siempre hay alguno de los de modelo occidental (fijaos en la puerta del cubículo, lo suele poner). Eso sí, en muchos sitios no hay papel en el WC, así que id siempre preparados con pañuelos de papel.

Castillo de Shanghai Disneyland de noche

Y hasta aquí mi guía básica para planificar vuestro viaje por los parques del Gigante Asiático. Es un país que me fascinó, con varios parques de gran calibre (sobre todo los Disney) y que sin ninguna duda volveré a visitar muy pronto (en 2021 abre Universal Beijing, así que seguramente tocará pensar en volver por entonces). Muy pronto iré creando más guías, al menos de Shanghai Disney Resort y de Hong Kong Disneyland. ¿Tenéis China en vuestra lista de destinos? ¿Estáis planificando el viaje, y os ha surgido alguna duda? ¡Contadme en los comentarios! ⬇️

Deja una respuesta

Se han de leer y aceptar las condiciones de privacidad de la página:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para poder realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.